Tipos de pérgolas que querrás tener en tus espacios exteriores

modelo de pergola hierro para enredaderas

Quienes cuentan con un jardín o terraza amplio saben que este puede ser el espacio ideal para los encuentros y el disfrute con amigos y familia. Lo que quizás no sepan es cómo resguardarse del sol y el calor y cómo convertir el espacio al aire libre en una encantadora sala más del hogar donde pasar momentos únicos. ¿De qué forma? Es tiempo de repasar junto a Melting las opciones.

Contar con una estructura resistente con buenos materiales de elaboración brinda sombra y el cuidado justo de cara al calor extremo, el viento o el agua. Por esto, los tipos de pérgolas suelen ser una solución ideal, estética y funcional para resguardarse del sol, generando el espacio perfecto para disfrutar del exterior, no solo en verano.
Veamos ahora qué son y su uso en espacios exteriores.

Qué es “pérgolas para jardín”

La pérgola es una especie de estructura abierta adicional que se compone de pilares o postes verticales o vigas que soportan un techo de rejillas hecho a base de postes horizontales en la porción superior con el objetivo de dar sombra. Es habitual que uno de los materiales más utilizados en su construcción sean los materiales metálicos como el hierro o el aluminio.

Estructura de una pérgola

La estructura de una pérgola es muy funcional y permite disfrutar del espacio exterior en prácticamente todas las estaciones, siendo el punto de encuentro en cualquier jardín o patio de casa. Se pueden equipar con muebles de exterior, buena iluminación y demás elementos decorativos para volverla la zona perfecta al aire libre.

estructura de una pergola

Cómo cubrir una pérgola de hierro

Para generar sombra en la terraza o jardín y saber cómo cubrir una pérgola de hierro se puede optar entre el uso de plantas artificiales o naturales, o la colocación de lonas para regular de forma completa o por tramos la entrada de los rayos del sol.

Realizar la estructura para una pérgola es bastante sencillo, si bien el diseño es una decisión particular.
Ahora sí, una vez conocido el concepto de pérgola y su estructura, conozcamos sus dos grandes clasificaciones.

Pérgolas adosadas o fijas

Las pérgolas fijas o adosadas son el avance de lo que conocemos como corredero plano. Se sitúan adheridas a la pared, volviéndose una prolongación del hogar ampliando el espacio.

Este sistema cuenta con la capacidad de cubrir con una lona tensada para terrazas extensas o jardines y también cenadores sin tener que sacar mucho espacio exterior.

Las lonas que cubren la parte superior de la pérgola están diseñadas con materiales que toleran por completo la exposición al sol, viento o humedad, sobrellevando los posibles desgastes y protegiendo el hogar en todas las temporadas.

Mejor todavía, este tipo de instalación optimiza la eficiencia energética al reducir la influencia de los rayos del sol, beneficiando el ahorro.


Pérgolas autoportantes

Por otro lado, las pérgolas autoportantes no dependen de estar fijadas junto a una construcción, sea la propiedad u otro espacio. Algo que permite alcanzar una estructura independiente que podés ubicar en cualquier extensión del jardín o la terraza.

Una elección más que interesante cuando se tiene una superficie amplia y se quiere convertir en un espacio de reunión de amigos y familiares, juntamente con el descanso en el tiempo libre.

Entre los materiales de fabricación que se utilizan en una pérgola, en el mercado podemos hallar diversos elementos para armar una pérgola y conseguir la sombra buscada para dar vida a un espacio agradable en tu patio o jardín.
Estos deben brindar una estructura sólida y resistente que sume seguridad. De acuerdo a la ubicación, se utilizará un tipo de material u otro, dado que la exposición a las condiciones del clima es diferente en buena forma según donde nos ubiquemos.

Entre los materiales posibles y más usados, como la madera, el hierro o el aluminio, este último es el más conveniente para pérgolas.

Un material que gana fuerza porque ofrece una durabilidad y resistencia elevada frente a temperaturas extremas. Al mismo tiempo, no se oxidan y el único mantenimiento que demanda tras mucho tiempo de uso es una pintada para recuperar su diseño original.


Dónde instalar una y sus mejores usos

Podrás adquirir una pérgola de Melting para cubrir un auto, para instalar en la terraza o el jardín de casa y para disfrutar del aire libre en reuniones con amigos y familias o solo para el relax de la tarde soleada.

Un elemento que puede instalarse en terrazas, parques, caminos entre edificios, campos y hasta altillos.


¿Para qué sirven las pérgolas?

Una de las dudas que más nos hacen los clientes al momento de planear comprarla es para qué sirven las pérgolas, lo cierto es que contar con una pérgola en el jardín es ideal si lo que se busca es tener un espacio multifuncional donde relajarse cuando se está al aire libre. Te contamos las razones principales por las que instalar una pérgola:


Ofrecen sombra

Con la llegada de los días lindos, a casi todos nos gusta salir más a disfrutar del aire libre en el patio. Sin embargo, la ubicación de la propiedad a veces hace que el calor sea excesivo. En estas situaciones, una pérgola puede brindar una solución única al dar la sombra necesaria para estar al sol de manera segura.

Asimismo, el techo de las pérgolas puede cerrarse con cortinas y telas que limitan el paso de los rayos.

Extienden los metros

Las pérgolas casi siempre implican una ampliación clave del espacio que se habita en una vivienda. Brindan así una zona extra donde poner una mesa grande para recibir invitados o contar con un confortable sofá para relajarse y disfrutar solos o en compañía.

Igualmente, las pérgolas se pueden usar en cualquier época, lo que las convierte en un espacio multiusos. Esto genera un espacio más allá del verano, y para muchos usos diferentes.

Dan elegancia

La pérgola aporta estilo y personalidad a la propiedad, al estar hechas totalmente personalizadas a gusto. El atractivo que brindan a este tipo de instalación en la terraza es amplio y se adapta a todo tipo de hogares, sea cual sea su arquitectura. Uno de los complementos cada vez más usados en casas con jardín

Delimitan el espacio exterior

Una pérgola ayuda a definir los entornos de jardín y a transformar el paisaje externo de la vivienda. Las pérgolas, más allá de su funcionalidad, son elementos decorativos que pueden expresar estilo y carácter. Suelen ubicarse sobre el piso pavimentado, lo que refuerza la zona de entretenimiento u ocio y la diferencia del resto.

Cultivan plantas

Es posible crear un bello jardín vertical a partir de una pérgola. Enredaderas y plantas similares pueden añadirse a los postes de la pieza. Con el paso del tiempo, estas se enrollan allí dando un estilo original. Igualmente pueden extenderse por el techo, sirviendo también para dar mayor sombra.

Más intimidad

A todo lo dicho se le suma el hecho de que una pérgola ofrece intimidad, resguardando del exterior y dando una sensación de seguridad e intimidad única para poder disfrutar mucho más de los momentos familiares o con amigos.

Accesible a todo presupuesto

Al margen de lo que a veces se crea, una pérgola resulta muy accesible y simple de construir a medida. No es preciso hacer grandes inversiones en material para crearla. El resultado es realmente fabuloso y al alcance de todos, en poco tiempo.


Diferencia entre toldo y pérgola

Muchos de nuestros clientes suelen hacer la pregunta de cuál es la diferencia entre toldo y pérgola cuando desean proteger un espacio al aire libre.

Lo cierto es que las pérgolas y los toldos son dos increíbles opciones para resguardar un espacio exterior del sol o la lluvia. Si bien, al optar entre una pérgola y un toldo, es esencial conocer sus diferencias para saber si cumplen con las demandas de funcionalidad que se busca.

diferencia entre toldo y pergola de exterior

La pérgola lleva consigo una estructura fija que se ancla al suelo, mientras que el toldo solo va sujeto a la pared o techo. Es esta la diferencia fundamental porque en áreas más expuestas al viento, la pérgola es el elemento más estable y por lo tanto resiste mejor.

Ahora bien, en terrazas chicas está más claro, el toldo es lo más accesible y práctico. Pero al hablar de superficies extensas esto cambia. Si bien es real que actualmente los toldos que se articulan o manipulan pueden cubrir más metros, lo real es que las pérgolas son las que menos limitaciones ofrecen en cuanto a dimensiones diversas.

Mientras los toldos son ideales para un uso específico en los meses de más sol y calor, como el verano, las pérgolas admiten un cerramiento que se puede aprovechar el resto del año, pudiendo utilizar esos espacios como uno más de interior.

Visita nuestras redes y conocé más de nuestros trabajos. Vas a encontrar muchos proyectos que te van a inspirar para instalar pérgolas soñadas en tu espacio favorito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *